El espíritu del mundo y mi cruz

4 septiembre, 2010 fjtoledo

Que no me arrastre ¡Oh Señor!,

el espíritu de este mundo.

Convierten sus casas en discotecas,

semidesnudos bailan,

se pasan la botella y se emborrachan.

Sin control, ofenden a sus vecinos y a Dios.

Que mi casa sea, sin embargo,

un pequeño monasterio,

en el que se practique el silencio,

la penitencia y la oración.

Que yo pierda mi vida por seguirte,

por el camino de mi cruz.

Bien que nos dejaste dicho:

“el que no carga con su cruz

y viene detrás de mí

no puede ser discípulo mío (Lc 14, 27)”

Anuncios

Entry Filed under: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to comments via RSS Feed

Buscar

Autor

Derecho a vivir

Derecho a vivir

Blogroll

Archivos

No quito el crucifijo

Crucifijo

Libertad 2.0

Libertad 2.0

Es mi vida

 Es mi vida
 
A %d blogueros les gusta esto: