El nidito

29 junio, 2010 fjtoledo

El Reino de los cielos es un árbol.

En las ramas más altas,

el Señor ha instalado su nidito,

el Sagrario,

para que nosotras, las aves del cielo,

revoloteemos a su alrededor,

sin peligro de que nos alcanze

la boca de los lobos.

¡Oh Señor, dadme alas para siempre volar alto!

Pues si vuelo bajo corro el peligro

de que el mundo, la carne y el demonio

me devoren.

Anuncios

Entry Filed under: Uncategorized

One Comment Add your own

  • 1. Oswaldo Quintana Déniz  |  22 agosto, 2010 en 6:42 pm

    Estaba yo meditando tu poema, en concreto el verso: “la boca de los lobos”. Entonces me imaginé un lobo preparado para atacar. Mi perro estaba durmiendo junto a mí, y al pensar en el lobo, dió un soberano chillido. Dicen que si coqueteas con el mal o piensas en él, terminas cayendo en él, porque uno así se debilita.

    Saludos: Oswaldo Quintana Déniz


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to comments via RSS Feed

Buscar

Autor

Derecho a vivir

Derecho a vivir

Blogroll

Archivos

No quito el crucifijo

Crucifijo

Libertad 2.0

Libertad 2.0

Es mi vida

 Es mi vida
 
A %d blogueros les gusta esto: