Alma maltratada

18 enero, 2010 fjtoledo

¡Aranay!, ven Espíritu Divino,

¡Maranatha!, ven Señor Jesús,

¡Abba!, ven Papaito.

Conviérteme en tu templo, ¡oh Trinidad Santa!,

hazme un sagrario andante.

¿Por qué me maltratas, alma atea e impía?,

¿no sabes que soy un templo de Dios?,

¿por qué me flagelas con tus malas palabras?,

¿por qué me coronas con tu desamor?,

¿por qué me cargas la cruz de tu violencia?,

¿por qué me taladras manos y pies con clavos de odio?,

¿por qué te mofas de mi crucifixión ante esas almas, tus cómplices?,

¿por qué me clavas la lanza de tu falta de compasión?.

Graba en mí, ¡oh tierna madre!,

las llagas de tu hijo amado,

por mi amor crucificado.

¡Oh mi Señor, que esta pasión no sea vana,

yo te la ofrezco por esa alma agresora, mi hermana!

Infúndeme, Señor,

la fuerza poderosa de tu resurrección,

para que tenga vida en abundancia.

¡Restaura, Señor mi alma,

no permitáis que ningún espíritu maligno

se me acerque para perjudicarla!

¡Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo!

Anuncios

Entry Filed under: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to comments via RSS Feed

Buscar

Autor

Derecho a vivir

Derecho a vivir

Blogroll

Archivos

No quito el crucifijo

Crucifijo

Libertad 2.0

Libertad 2.0

Es mi vida

 Es mi vida
 
A %d blogueros les gusta esto: